EL ENVEJECIMIENTO CUTANEO

La cara es la primera zona de nuestro cuerpo en mostrar los signos de envejecimiento: arrugas, flaccidez, pérdida de textura, manchas, imperfecciones, etc. Conocer los cambios que se producen en la piel a lo largo de los años y anticiparnos a estos es fundamental para prevenir los efectos del envejecimiento y recuperar una piel saludable y joven.

Las causas del envejecimiento cutáneo son por diversos factores y afectan a cada persona de manera diferente. Los factores naturales (la morfología de la piel y el propio envejecimiento del organismo debido al paso del tiempo) que contribuyen al envejecimiento de la piel no son los más invasivos ni los que aceleran más este proceso, sino que con una proporción bastante mayor de la invasión y la aceleración del envejecimiento son los factores geográficos o ambientales. La exposición solar, la alimentación no saludable e inadecuada, el tabaco, la falta de deporte o el alcohol, provocan la aparición del fotoenvejecimiento cutáneo. Además, de una forma menos invasora pero no menos importante, el estrés también afecta al envejecimiento de nuestra piel, entre otras cosas. Las causas del envejecimiento pueden aparecer por separado o en combinación.

Las consecuencias del envejecimiento del tejido cutáneo son cambios en la apariencia y función de la piel. Aparecen y se acentúan las arrugas, la piel se vuelve más apra y vulnerable, aparecen manchas rojas u oscuras y más imperfecciones, se pierde elasticidad y textura y aumenta la flacidez de esta.

envelliment_cutani

Las arrugas en el proceso del envejecimiento cutáneo

Las arrugas de la piel de la cara son el resultado del proceso normal de envejecimiento del tejido cutáneo y de la gesticulación repetida. Es por estos dos motivos que las diferenciamos en dos tipos: Las arrugas de expresión y las arrugas generadas por el paso del tiempo.

  • Arrugas de expresión: Seres humanos nos expresamos haciendo movimientos que provocan la contracción y relajación de las células·de la dermis y fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, o sea, los fibroblastos ya no se relajan, de manera que el tejido de la piel queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente. Este tipo de arrugas comienzan a notar desde los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de expresión son: la frente, alrededor de los ojos (patas de gallo), alrededor de la nariz y el labio superior (código de barras).
  • Arrugas generadas por el paso del tiempo: Las diferenciamos en tres formas:
    1. Arruga de trama: en piel joven el estado córnico esta formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, de manera que se forman las arrugas.
    2. Arruga de laxitud: con la edad, la piel pierde turgencia, y se forman pliegues para relajación musculocutánea.
    3. Arruga de posició: con el envejecimiento, las fibras de·colágeno y la elastina se degeneran, de manera que los pliegues de los tejidos cutáneos no tienen la capacidad de volver a su estado original.