GIMNÀSTICA HIPOPRESSIVA

La gimnasia abdominal hipopressiva está especialmente indicada como una técnica para recuperar la fuerza y el tono de los músculos de la pelvis que, junto con los ejercicios de Kegel, han de ser ser iniciados bajo el asesoramiento de un profesional FISIOTERAPEUTA.

Hipopressius

Al realizar los abdominales hipopresivos ayudamos a prevenir la aparición de todo tipo de hernias y prolapsos (discales, vaginal e inguinales), contrariamente a lo que sucede con los abdominales clásicos, donde la presión sobre los órganos puede generar en el largo plazo la aparición de hernias por sobre esfuerzo.

Esta técnica se utiliza mucho durante el postparto. Después de dar a luz, en un parto natural, los músculos del suelo pélvico se ve afectado por el peso y la presión que ejerce el feto en el nacimiento, por los esfuerzos de la madre al empujar o por las lesiones que pueden causar los instrumentos utilizados durante el parto. Los resultados de esta técnica pueden verse después de dos o tres meses mientras se realizan de manera constante y continua. Los beneficios son un fortalecimiento de los músculos de la vagina, bufeta, ano y recto, y la reducción en el riesgo de padecer una incontinencia urinaria leve en un 95% de los casos y una moderada en un 60%.

hipopressius2

También son muy indicados para personas que hacer deporte, ya que mejoran la potencia de los músculos abdominales y el tono de los músculos del perineo. También ayudan a reducir el perímetro de la cintura porque fortalecen los abdominales profundos (oblicuos y transversales). Son los músculos que marcan la cintura y estabilizan la columna lumbar, y contribuyen a prevenir dolores de espalda, así como a fortalecer las cadenas musculares implicadas en una postura corporal correcta.

hipopressius3